Cipolletti mereció algo más que un punto

Compartir esto vía

El compromiso válido por la cuarta fecha del Torneo Federal “A” entre Villa Mitre y Cipolletti, terminó igualado sin goles. El albinegro jugó un gran primer tiempo pero no pudo aprovechar las ventajas que le dio su rival y se volvió con solo un punto. En el mejor momento, Cristian Taborda se fue expulsado por una simulación dentro del área y Cipolletti perdió peso ofensivo.

Al minuto de juego, Carrasco avisó de tiro libre. Un tiro libre cerca del vértice del área grante casi terminó en el fondo de la red pero Tavoliere respondió bien enviando la pelota al corner. Desde ese mismo tiro de esquina, Taborda también casi abre el marcador con un fuerte cabezazo pero una vez más el arquero respondíó bien para evitar la caída de su arco. La respuesta de Villa Mitre recién llegó a los 10, con una pelota parada ejecutada por Romero y en la que Caprio tuvo que responder dando un rebote largo que casi termina con el gol de Gonzalez. Cipolletti creció con el correr de los minutos, los espacios abundaron durante la primera etapa y Mellado junto a Strak se adueñaron del medio campo rapidamente. Pinto y Valente tuvieron libertad para sorprender en ataque y tanto Taborda como Vera fueron los encargados de romper el juego en busca de situaciones claras de gol. En varias oportunidades falló el pase final para terminar de coronar los avances pero lo concreto fue que gran parte de esa primera etapa Cipolletti jugó en campo rival, que solo pudo lastimar en alguna que otra contra. Sobre los 38, el tricolor se quedó con un hombre menos por la expulsión que sufrió Formigo ante una dura falta sobre Gastón Valente. Igualmente al descanso llegaron con el marcador cerrado y el segundo tiempo prometía ser a priori, mucho más interesante que esos primeros 45 minutos.

Y así fue, al minuto de juego, Taborda sacó un remate que terminó impactando en el palo ante la sorpresa de Tavoliere. Cuatro minutos más tarde el delantero pescó un rebote después de un tiro de esquina y con la idea de romper el arco, su derechazo se terminó desviando por arriba del travesaño. Fue lo último para él, porque después de una simulación dentro del área, Esteban Nasier no dudó en mostrarle la tarjeta roja. A pesar de la sorpresa de todos, las cosas volvieron a emparejarse y los cambios fueron claves para que Villa Mitre se adelantara unos metros. Algunos errores en la pelota parada permitieron que los locales estuvieran cerca de amargarle el partido a Cipolletti pero Caprio y la falta de puntería permitieron que las cosas se mantuvieran iguales hasta el final del partido. (Informe de La Voz de Cipolletti)