Peres sigue grave pero estable y «apretó la mano» de su yerno y de su médico

Compartir esto vía

El ex presidente israelí y premio Nobel de la Paz Simón Peres, de 93 años, se encuentra estable aunque grave, tras sufrir el martes una fuerte hemorragia cerebral.

El director del hospital Shiva de Tel Hashomer (a las afueras de Tel Aviv), Izik Krais, señaló que el ex mandatario continúa en «situación crítica» aunque se estabilizó, informó el diario Jerusalem Post, en su versión digital.

Peres continúa en la unidad de cuidados intensivos, con vigilancia constante y rodeado de sus familiares más cercanos, informó la agencia de noticias EFE.

Esta madrugada, los médicos descartaron practicarle una nueva cirugía, aunque podrían tomar esa decisión más adelante dependiendo de la evolución del paciente.

El martesfue inducido al coma y fue conectado a un respirador, tras sufrir el grave accidente cardiocerebral.

Krais señaló entonces que la familia de Peres deberá «tomar decisiones» sobre cómo proceder.

El médico de cabecera y yerno de Peres, Rafi Walden, informó a la prensa a las puertas del hospital Shiva que el Nobel mostró algún signo de conciencia después de que le indujeran el coma. «Nos apretó la mano», señaló.

El Jerusalem Post consultó telefónicamente al equipo de neurología del hospital de rehabilitación Hertzfeld, de Gedera, un centro de excelencia en la atención de estas afecciones vinculado al complejo hospitalario Kaplan de Rehovot.

La neuróloga Tatiana Vander, jefa de equipo, explicó que «en pocas semanas, un mes, estará claro si abandonó la situación de peligro inmediato y se lo puede rehabilitar». Agregó que ella y su equipo habían tratado recientemente, con éxito, el caso de un hombre de 94 años.

El rabino jefe ashkenazí de Israel, David Lau, ha pedido a la población que rece por Peres «quien hizo mucho bien en su largo servicio por el pueblo de Israel y para fortalecer la seguridad» del país.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, habló anoche personalmente con Krais para conocer de primera mano su evolución.

Por su parte, el sucesor de Peres al frente de la Presidencia, Reuvén Rivlin, aseguró en un comunicado que «sigue con preocupación los partes del hospital y reza con todo el pueblo» por la recuperación de su «amigo Simón».

El lunes de la semana pasada se colocó al ex presidente un marcapasos, después de varios incidentes cardiovasculares en el último año, incluidas varias dolencias cardíacas, arritmias y una operación para ensancharle una arteria.

Peres presidió Israel entre 2007 y 2014, ocupó dos veces el cargo de primer ministro y otras dos el de primer ministro interino y fue doce veces ministro en las más de seis décadas que ha estado en activo en la política israelí.

En 1994, tras la firma de los Acuerdos de Oslo, recibió el premio Nobel de la Paz junto al primer ministro israelí Isaac Rabin y el presidente palestino, Yaser Arafat, fallecidos en 1995 y 2004, respectivamente.