Sellos independientes convocan a libreros de todo el país a participar de un catálogo común

Compartir esto vía

Es un mapeo inédito de las librerías argentinas que trabajan con las 140 editoriales que participarán de la Feria de Editores que se realizará del 9 al 11 de junio.

Con la idea de que lectores de todo el país sepan en qué librerías encontrar títulos de sellos que no pertenecen al mainstream internacional., y a fin de facilitar el intercambio entre libreros y esas editoriales, la Feria de Editores lanzó una convocatoria para integrar un catálogo que se repartirá gratuitamente durante su sexta edición, en junio.

Se trata de un inédito mapeo de las librerías argentinas que trabajan con las 140 editoriales que participarán de la Feria de Editores que se realizará del 9 al 11 de junio en el espacio porteño Santos4040, ubicado en Santos Dumont 4040, con entrada gratuita.

«Al momento el catálogo cuenta con 140 librerí­as, una cifra que puede aumentar sensiblemente, si libreros de todas las provincias se suman a la propuesta que promovemos en forma gratuita por Internet», dijo a Télam Víctor Malumián, coorganizador de la Feria y cofundador, junto con Hernán López Winne, de Ediciones Godot.

De la Feria, repasó Malumián, «participan sellos de Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos, Santiago del Estero, Salta, Córdoba, Tucumán y Jujuy; y de otros cinco países: Brasil, Chile, Venezuela, Ecuador y Uruguay».

Entre ellos se encuentran Godot, Caja Negra, La Bestia Equilátera, Fiordo, Librarí­a, Gourmet Musical, Wolkowicz, Nulú Bonsai, La Caí­­da, Blatt & Rí­os, Aquilina, Bajo la luna, Sigilo, Mar Dulce, Momofoku, Dédalus, El elefante blanco y Conejos.

Además de Mil botellas, Malisia, EME, Pixel, Club Hem y Barba de Abejas -todas de La Plata-; Letra Sudaca, La bola editora y Puente aéreo, de Mar del Plata; la rosarina Beatriz Viterbo; la cordobesa Letra nómada; y las bonaerenses Espacio Hudson y Azul Editora.

El sello uruguayo Criatura se suma a los extranjeros que hacen su aporte en el catálogo; así como los chilenos Nadar, La pollera, Libros de mentira, Alquimia y Hueders.

-Télam: ¿De qué se trata el catálogo que vienen realizando?
-Víctor Malumián: La idea es mapear todas las librerí­­as del paí­s que trabajen con buena cantidad de las editoriales que participan de la Feria. Será un catálogo de unas 80 páginas con un tirada de 3000 ejemplares donde estén listadas librerí­­as y editoriales con sus principales datos de contacto. El catálogo se repartirá en forma gratuita entre los asistentes a la feria.

-T: ¿A quiénes les va a ser útil ese mapeo y por qué?
-VM: Debido al tamaño de las tiradas que hacen las editoriales más chicas, si no optimizan la logí­stica no pueden llegar a librerí­­as alejadas y los costos de traslado no ayudan. Por otra parte, esas librerí­as también tienen dificultad para entrar en contacto con esas editoriales para aumentar la oferta y diferenciarse. El catálogo es una excusa para generar nuevas relaciones. También puede ser muy útil para los lectores, saber que hay un librero cerca de tu casa o tu trabajo esperándote para recomendarte una gran lectura; o para que te ayude a recordar una editorial que te interesó.

-T: ¿Qué zonas del país ya cubrieron?
-VM: Los datos actuales muestran gran concentración de librerías en Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires y Córdoba.

-T: ¿Quiénes pueden sumarse y de qué manera?
-VM: Sumarse es sencillo y gratuito, pueden hacerlo todas las librerí­­as que trabajan con las editoriales participantes de la Feria de Editores -cerca de 140-, completanto los datos en www.feriadeeditores.com.ar/librerias.html

-T: ¿Con qué idea comenzó esa feria?
-VM: La idea original se mantiene, generar un espacio de feedback directo entre el editor y el lector. Empezamos en el Bar de La Tribu con unas 20 editoriales. La primera fecha fue bajo las inclemencias de la tormenta de Santa Rosa, las calles se anegaron y asumimos que no vendrí­­a nadie. El agua bajó y los lectores comenzaron a llegar, se dio una dinámica muy divertida donde te quedabas charlando de mil cosas relacionadas a los textos. Con cada edición la feria crecí­a un poco más, incorporaba nuevas editoriales e intentaba crecer en público. Ahora nos preparamos para la sexta Feria y esperamos superar los 6000 asistentes.