La columna semanal de la Dra. María Luz Riera

Compartir esto vía

La sífilis es una infección bacteriana que se contagia a través del contacto sexual. Es una enfermedad que se da por etapas y la primera se caracteriza por la aparición de llagas indoloras en los genitales, el recto o la boca. Una vez que se cura la llaga inicial, la segunda etapa se caracteriza por la aparición de un sarpullido. Luego, no se presentan síntomas hasta la última etapa, que puede ocurrir años después. La etapa final puede provocar daños en el cerebro, los nervios, los ojos o el corazón. La sífilis se trata con penicilina. Las parejas sexuales también deben recibir el tratamiento.

Desde 2011 al 2017 los casos aumentaron escándalosamente y los especialistas aseguran que es porque cada vez se usa menos el preservativo. EL Ministerio de Salud de la Nación señala que mientras en 2011 se notificaron 3.875 casos, en 2017 se reportaron 11.709, la mayoría jóvenes de entre 17 y 30 años. Segun datos relevados por AHF Argentina (AIDS Healthcare Foundation) indican que sólo el 14,5 por ciento de las personas “utiliza siempre el preservativo”, mientras que el 65 por ciento lo usa “en algunas oportunidades” y el 20,5 por ciento “no lo usa nunca”.

Para conocer más sobre prevención charlamos con la Dra. María Luz Riera y esto nos decía.