“Un gallo para Esculapio” ganó el Martín Fierro de Oro

Compartir esto vía

Llegando al final de su discurso, Violeta Urtizberea tomó su Martín Fierro como mejor actriz protagonista de ficción diaria y lo envolvió en el pañuelo verde que distingue la campaña por la despenalización del aborto. Y recitó entonces el fragmento más conocido del libro de José Hernández, pero haciéndole una adaptación: “Las mujeres sean unidas, porque esa es la ley primera…”.

Sus versos generaron un murmullo en el salón. “¿Cómo es?”, se hizo la desentendida una de las protagonistas de Las Estrellas (interpretó de manera brillante a una joven con síndrome de Tourette, y se ganó un merecido premio). Marley, el conductor de la ceremonia de entrega de APTRA, le remarcó casi murmurando que el Martín Fierro de Hernández hablaba de “hermanos” y no de “mujeres”.

“Pero yo digo ‘las mujeres sean unidas’ -retrucó Violeta, sonriendo-. Y no sé si Martín Fierro está de acuerdo, pero a mí no me importa. ‘Porque si entre ellas se pelean, las devoran las de afuera…'”. Y se fue, rodeada de aplausos.

Pese a la elocuencia, las palabras de Urtizberea no fueron las únicas que se hicieron sentir en la gran noche de la televisión. Días atrás Dolores Fonzi había lanzado una convocatoria para las invitadas a la gala del hotel Alvear Icon: asistir de verde para que el pedido “no pase inadvertido. Y muchas lo hicieron: se vistieron de ese color, utilizaron un accesorio o bien llevaron un prendedor (Verónica Lozano).

Y muchos… ¡también! Por caso, Adrián Suar usó el pin, Santiago del Moro optó por un saco verde mientras que el chef Christophe Krywonis eligió una chalina a tono, entre varios más.

Al concluir su espectacular show en la terraza del hotel -con el que abrió la transmisión de Telefe-, Lali Espósito elevó su pañuelo verde. Fue el mismo que horas antes había llevado a la puerta del Congreso. Con otras artistas, como Florencia Peña, Sabrina Garciarena y Jimena Barón, la cantante había participado de la movilización por los tres años de la primera marcha #NiUnaMenos.

En esta noche de APTRA, Luz Cipriota (mejor actriz de reparto de unitario) se destacó por la originalidad en su reclamo: señaló el paño verde de la base de su estatuilla. Pero su colega Eva De Dominici fue más allá: el diseño de Verónica de la Canal que desplegó en la alfombra roja llevaba distintas inscripciones, como “Viva nos queremos” y “La clandestinidad nos mata”.

La periodista Cristina Pérez fue la primera en manifestarse sobre el estrado a favor del aborto legal, seguro y gratuito. “Permítanme como mujer hablarles a los legisladores. Se vienen días definitorios en estas semanas. Señores legisladores: no tengan miedo de la libertad de las mujeres”, dijo la conductora de Telefe Noticias tras recibir el MF como mejor noticiero, y haciendo referencia al proyecto que por estos días se trata en el Congreso.

Pero el canal responsable de emitir la gala de APTRA también se hizo eco del reclamo a través de un video que hicieron Carla Peterson y Nancy Dupláa. Las protagonistas de la ficción 100 días para enamorarse repasaron las alarmantes cifras que arroja la violencia de género en Argentina. “Por ellas, por todas… ¡ni una menos!”, dijeron a coro las actrices, antes de presentar -en la grabación- la terna a mejor labor en conducción femenina.

Sin embargo, ese clima de reivindicación -que siempre estuvo muy lejos de la tensión- se cortó sobre el minuto final de una ceremonia que duró casi cuatro horas. Sucedió cuando todo el equipo de Un gallo para Esculapio subió al escenario para recibir el Oro, y Felipe De Stefani, gerente general de Turner, tomó la palabra.

Luego de efectuar distintos agradecimientos y reconocimientos, y anunciar la producción de la segunda temporada de la ficción, De Stefani manifestó: “A título personal, no a representación de Turner, quiero decirles: yo digo sí a las dos vidas”. El salón respondió con un silencio rotundo y algún aplauso perdido.