Grossbaum:”El terrorismo ha ganado por goleada”

Compartir esto vía

La Embajada de Israel lamenta comunicar la suspensión del partido entre los seleccionados de Israel y Argentina previsto para el próximo sábado 9 de junio, como antesala al juego por la Copa Mundial en Rusia.
Las amenazas y provocaciones dirigidas a Lionel Messi, que lógicamente suscitaron la solidaridad de sus pares y el temor a concretar el amistoso, no son ajenas a la cotidianidad de la población civil en Israel cuyos deportistas, sin ir más lejos, han sido en numerosas oportunidades objeto de violencia y atentados.
La amistad entre la República Argentina y el Estado de Israel, próxima a cumplir 70 años, no se dirime en un partido de fútbol. El país democrático y el público plural (compuesto por judíos, musulmanes y cristianos) espera siempre con ansías poder recibir a las principales figuras del deporte argentino.

LU19 se acercó a dialogar con el Cónsul Honorario para la Patagonia, Dr. Hernando Grossbaum y esto nos comentaba sobre la suspensión.

El Diputado Nacional por Cambiemos Waldo Wolff también se refirió al tema con un escrito que publicó en redes sociales. Aquí lo compartimos:

Más Nazis que Argentinos
Días pasados el Presidente de la Federación Palestina de fútbol llamó a quemar banderas de nuestro país ante la finalmente fallida visita de nuestro seleccionado nacional de fútbol al Estado de Israel.
No voy a exhibir mi posición respecto de la decisión final de nuestro seleccionado de suspender dicho partido ya que entiendo que entre tanto matiz hay algo mucho más grave que lamentablemente pasó casi desapercibido para algunos. Por otra parte, como Diputado Nacional no tengo injerencia en dicha decisión y, más allá de mis posiciones, respeto la organicidad de las instituciones que tienen atribuciones a tal fin.
Lo real es que el Presidente de la Federación Palestina de fútbol como protesta llamó a dicho partido a quemar banderas Argentinas, y eso ocurrió. Y esas imágenes recorrieron los principales portales.
He presentado el día de la fecha un proyecto de repudio a la instigación de quema de banderas de nuestro país por parte del presidente de la Federación Palestina de fútbol.
Lo más interesante es que mi repudio es un acto aislado junto a muy pocos indignados más y que desnuda la coincidencia a la hora de vivir su judeofobia por parte de las extremas derechas e izquierdas. Evidentemente los nacionalistas de ambos extremos justifican quemar nuestro pabellón cuando el motivo es atacar al judaísmo en cualquiera de los términos con los que a él se refieren.
Aquellos que promovieron la reunión del Nazismo más grande fuera de Alemania -días previos a la Segunda Guerra Mundial- y que alojaron fraternalmente a Eichman -entre otros- en nuestro país se abrazan en su silencio con quienes idolatraron al Chávez que intimó con el Iran que promovió la destrucción de los judíos de la faz de la tierra.
Como cada vez que me posiciono sobre estos temas, sé que mis redes sociales se enchastrarán de mucho de lo peor de estos extremos. Medallas para quienes no practicamos la tibieza en cuestiones de valores y convicciones.
Yo los vi callar ante la quema de nuestra bandera, no importa el motivo, porque son “más Nazis que Argentinos”.