El juicio por el crimen de Fernando Pastorizzo llega a su fin: se conoce el fallo contra Nahir Galarza

Compartir esto vía

El Tribunal de Gualeguaychú da a conocer este martes la sentencia en el juicio contra Nahir Galarza, para quien tanto la Fiscalía como la querella pidieron la pena de “prisión perpetua” por el crimen del joven Fernando Pastorizzo.

En el caso de que los jueces coincidan con este pedido se convertirá en la mujer más joven en recibir una condena de esta índole. El veredicto se dará a conocer en una audiencia prevista para las 11 de la mañana en los tribunales de Gualeguaychú, donde familiares y allegados de la víctima realizaron una vigilia.

Desde el lado de la querella se apunta a que el crimen fue premeditado, mientras que lo fiscales van por el agravante de la relación sentimental que habría unido a victimaria con la víctima. En cambio, la defensa de la joven de 19 años señalan que se trató de un hecho accidental que se produjo en un contexto de violencia de género del que supuestamente la chica era víctima por lo que requirió una condena con un máximo de cinco años de prisión por “homicidio culposo”.

En su declaración, la acusada sostuvo que “se le apagó la mente” en el momento en el que realizó en forma “accidental” los dos disparos con los que mató a su novio de 20 años, tal y como se desprende del video al que tuvo acceso PERFIL la semana pasada. El defensor José Ostolaza pidió que se condene a su clienta solo por “homicidio culposo”, al entender que no tuvo intención de matar.

No obstante, solicitó al tribunal que si entiende que hubo intención se tengan en cuenta atenuantes como la supuesta violencia de género, en un contexto de condena que puede ir de los 8 a los 25 años de prisión. En cambio, los fiscales Sergio Rondoni Caffa y Lisandro Beherán sostuvieron que Nahir realizó los disparos en forma voluntaria y que sabía manejar el arma porque le había enseñado su padre policía. Una de las discusiones pasa por si Nahir y Pastorizzo eran novios o se trataba de una relación esporádica, como sostiene la defensa.

El primer argumento de los acusadores es el hecho de que la familia Galarza llevó al joven de vacaciones a Brasil, aunque los defensores aseguran que su inclusión en el viaje se arregló en los últimos días, en reemplazo de una amiga de la chica que desistió de ir. El crimen de Fernando Pastorizzo, de 20 años, ocurrió el 29 de diciembre de 2017 alrededor de las 5 y Galarza, que primeramente dio su versión de los hechos, confesó horas más tarde haber sido la autora de los disparos.

Fuente www.perfil.com