sábado, octubre 16, 2021
20 C
Cipolletti

Día Mundial del ACV: en Argentina se produce uno cada 4 minutos

El 29 de octubre se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el accidente cerebrovascular (ACV) fecha instaurada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cual busca centrar su atención en la concientización y en la prevención de este episodio, el cual se estima que en Argentina ocurre 1 cada 4 minutos  y provoca, entre otras cosas: trastornos en el habla; debilidad en un brazo; asimetría facial; dolor de cabeza, pérdida de la visión de un ojo y dificultad para caminar. Un ACV se produce al interrumpirse el flujo de sangre hacia el cerebro. Existen dos tipos: isquémico y hemorrágico.

Frente a una persona que se cree que puede estar padeciéndolo hay que: pedirle que repita una frase; levante los brazos y pedirle que sonría (para notar la simetría de la cara) En 9 de cada 10 casos los pacientes padecen algún grado de discapacidad posterior a haber tenido un ACV.

En estos últimos años el porcentaje de mujeres que tienen ACV aumentó. Consultados por PERFIL, Máximo Zimerman (MNº 107597), jefe de la Clínica de ACV y de la Clínica de Neurorehabilitación del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO) y Jesica Ferrari (MN:º 133706) coordinadora de ésta última, respondieron acerca de qué le ocurre a una persona durante un accidente cerebrovascular y qué se debe hacer ante esta situación. Pero, además señalan los tipos que existen y otorgan consejos a tener en cuenta para prevenirlo.

—¿Qué es un ACV?

—El accidente cerebrovascular (ACV) es un episodio que se produce al interrumpirse el flujo de sangre hacia el cerebro, y, por ende, el suministro de oxigeno y nutrientes al mismo.

—¿Cuántos tipos de ACV existen?

—Existen dos tipos de accidente cerebrovascular: isquémico y hemorrágico.   Los acv isquémicos se producen por la interrupción o bloqueo de una arteria que lleva sangre al cerebro, como consecuencia de un fenómeno de trombosis o de embolia.  Al bloquearse la circulación por cualquiera de estos mecanismos, ocurre una isquemia o infarto cerebral.

Los acv hemorrágicos ocurren por una ruptura vascular, con la consecuente hemorragia cerebral. Este tipo suele ser más abrupto, posee alta mortalidad y requiere, en algunos pacientes,  un tratamiento quirúrgico inmediato.

—¿Qué secuelas puede dejar un accidente cerebrovascular?

—En 9 de cada 10 casos los pacientes padecen algún grado de discapacidad posterior. Entre las secuelas más comunes, se encuentran las que comprometen distintos dominios neurológicos afectando la motricidad, la sensibilidad, el habla, el lenguaje, la deglución, la vista, las funciones cognitivas y el ánimo, entre otras. Por otra parte,  después del primer año, el 18% de los casos vuelve a padecer un nuevo ACV. Es por ello que los pilares fundamentales en el tratamiento de estos pacientes radican en prevención de futuros episodios vasculares y conseguir la rehabilitación de los síntomas del paciente asegurando una mayor independencia y participación siendo “La neurorehabilitación” interdisciplinaria el único camino para la reinserción familiar, social y laboral de estos pacientes.

—¿Se puede prevenir, o al menos reducir los riesgos de padecer, un ACV?

—El 80% de los ACV se pueden prevenir. Para evitarlos, tenemos que actuar sobre los factores de riesgo, mejorando nuestro estilo de vida, con una dieta equilibrada, actividad física regular y disminuir el consumo de sustancias nocivas, como el tabaco y el alcohol. Además, debemos concientizar a la población sobre la importancia del control exhaustivo de la tensión arterial, así como el azúcar y lípidos en sangre.

—¿Cuáles son los factores que lo provocan?

—Entre los factores de riesgo asociados al ACV se encuentran la hipertensión arterial, que juega un rol preponderante en ambos tipos de cuadros: en el ACV hemorrágico, el 85% de los pacientes son hipertensos y alrededor del 50% lo son en el caso del ACV isquémico. Por otro lado, el sedentarismo, el aumento de colesterol y lípidos en la sangre, el incremento de la proporción cintura-cadera, el tabaquismo, una alta ingesta de alcohol, enfermedad cardíaca y diabetes son factores asociados, así como también el síndrome de apnea hipopnea obstructiva del sueño.

(Fuente www.perfil.com)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimas Noticias

“Es una enfermedad cruel”: la dura revelación de Daniel Bertoni

Daniel Bertoni, multicampeón con Independiente y campeón del mundo con la Selección argentina en 1978, reveló en una entrevista...

Más artículos similares