La cipoleña Vidal entrenó en la FAB e invicta va por la 1ª victoria de visita a Buenos Aires

Compartir esto vía

Supo las mieles del éxtio al consagrarse campeona argentina aficionada en menos de 1 minuto, el año pasado en Bialet Massé, pequeño poblado Córdoba. Parafraseando, es la alocución escrita que cierra el relato en audio postulado por www.lu19.com.ar, arriba de éste comentario.

La referencia es hacia Abril “La Tina” Vidal, la boxeadora local (Cipolletti), que ya en el camino profesional busca estirar el invicto y por primera vez explora campo ajeno. Quiere ser profeta fuera de su tierra y ganar por primera vez en escenario visitante: el Club Cires Norte de Olivos (Bs As) es el epicentro donde la cipoleña, hoy sábado, enfrentará en su 5ª pelea a Gladys Segui, de 37 años. Mientras La Tina ostenta juveniles 19.

Pactada en las 152 libras (69 kilos), Vidal parte como favorita. Su rival presenta una promiscua ficha, ya que postula 9 combates, en las que ganó 3, perdió 5 y posee 1 sin decisión.

De todas maneras puede ser una rival complicada por su experiencia. Enfrentó a Yamila Reinoso, una púgil campeona argentina y de rodaje intenacional que solo pudo en los puntos vencer a Segui. Así, todo está por verse, pero las chances de la coterránea son superiores por enumerados peculiares como pergaminos amateurs, preparación, vida saludable y juventud.

A poco de llegar dialogó con La Voz del Comahue y depejó dudas. “Estoy re tranquila, voy bien por suerte”, alentó y tranquilizó a la afición que la sigue. Casi idéntico relato de peleas anteriores y con resultados casi iguales. Ganó todos sus combates. 3 por decisión y el restante por KO -ante Milagros Cabral-. Su ficha la inició en su ciudad de raigambre pero ésta vez le toca estar solo con su rincón a 1000 kilómetros. “Siento menos presión acá, se vive más intenso allá”, comparó desde Buenos Aires a Olivos con Cipolletti. No sentirá el fragor de su gente pero sí el acaloramiento familiar. En el rincón estará su papá, exboxeador y su entrenador; más sus hermanos, figuras amteurs también.

No posee casi rivales de su edad en el país, por eso le toca enfrentar a prospectos más longevas, un avance prematuro que parece inevitable. Así su chances de luchar por títulos crecen. Tan rápido como su carrera.

La Federación Argentina de Boxeo (FAB)​ es el organismo que se dedica a regular las normas del boxeo en Argentina. Se fundó el 23 de marzo de 1920. Hablar de la FAB, es hablar de la historia misma del deporte. El frenesí que causa entrenar en el gimasio donde pasaron todos los boxeadores argentinos que fueron campeones del mundo, y los que no también, causa -dicen- un estupor atónito ante tanto emblema, al pisar el sitio de los inmortales. Allí estuvo Abril, entrenando y recorriendo el lugar mientras esperaba la báscula para dar la categoría. Habrá sentido lo mismo que aquellos?. Será consulta de próxima entrevista.

La FAB comenzó en dicho país como un deporte amateur y de carácter aristocrático. El primer profesional que saltó a la fama fue Luis Ángel Firpo, un peso pesado que fue apodado como “El Toro Salvaje de las Pampas” en ocasión de la llamada “pelea del siglo” frente a Jack Dempsey, el 14 de septiembre de 1923 por el título mundial y en la que fue derrotado. Este combate es especialmente recordado porque fue la primera transmisión de radiodifusión deportiva desde el exterior.

 

 

Foto: Ángel Vidal.