Dante Caballero recuerda los 21 años del primer triple crimen “alguien más participó de esto” dijo.

Compartir esto vía

Se recuerdan 21 años del primer triple crimen en Cipolletti. El dolor y la bronca generalizada de la sociedad permanece en cada uno de los habitantes. Fue uno de los episodios más tristes y lamentables que se recuerde. Acusaciones cruzadas sin fin por aquel entonces pero nunca se pudo comprobar fehacientemente quienes fueron los verdaderos culpables, aunque el único condenado por las muertes de Paula, Maria Emilia y Verónica sea Claudio Kielzman.

Aquella vez, Dante Caballero, vecino de las jóvenes que tenía una perra ovejera, partió a rastrillar en la tarde del Martes por el sector de las vías, por donde ya había pasado. y de la mano del olfato de su mascota se topó con el cadáver de Verónica, semienterrado a un kilómetro del trazado rutero de la Circunvalación. A pocos metros yacían Paula y María Emilia. “Martina, una amiga de las chicas fue la que me avisa de la desaparición. Es ahí que empiezo a buscar con mi perra. Fue ella quien encontró los cuerpos debajo de los olivillos. Fue muy sockeante y tuve que retroceder. De inmediato avisé a la policía y el lugar se llenó de gente” dijo Caballero a Lu 19.

Caballero recordó haber vuelto al lugar donde aparecieron muertas las chicas el año pasado “porque me hicieron una nota, pero no quise volver nunca más”. Afirmó que lo que le pasó a las chicas “fue horripilante. Estoy muy desilusionado por la falta de capacidad y de acción para investigar un hecho de esta naturaleza. Se podía haber hecho algo más. Falta de profesionalismo total de parte de las autoridades judiciales que no hicieron nada. Acá no fue uno solo el asesino, tuvieron que ser más de uno” confesó.

“Lo que me dolió siempre es el dolor que quedó en cada familia directa de las chicas. Creo que Kielzman es uno que agarraron por ahí, pero algo tiene que ver, uno no es investigador pero si se hubieran hecho bien las cosas, todo habría sido distinto” dijo a Lu 19