domingo, diciembre 5, 2021
15 C
Cipolletti

Martín Matamala, «El Guapo» que alimenta el sueño de combatir en EE.UU.

Martín Matamala es un boxeador de Cipolletti, apodado «El Guapo», de 26 años fue campeón regional aficionado en Argentina y se hizo profesional en octubre de 2014. En el debut venció a Damián Viveros en una velada que se desarrolló en el Club Independiente de Neuquén. A partir de allí edificó una carrera auspiciosa en el inicio a tal punto que fue vencedor del catamarqueño Javier Herrera cortando su invicto y la condición de imbatible para siempre. Sus primeras peleas fueron en superpluma (58.97 kg).

Las posibilidades de trabajo y el mote de «El Guapo» que ponderó lo llevó a aceptar combates en categorías superiores con rivales de fuste, incluso perdiendo potencial y como se suele decir en la jerga, «regalando kilos». En las últimas contiendas osciló entre superpluma y welter junior para establecerse de aquí en más como un prospecto de peso ligero (135 libras). «Me presento en 61 Kilógramos, ahí tengo chances y doy la talla», se convence de la categoría para subir sin problemas a los cuadriláteros de las peleas que vendrán.

Llegar a la meca del boxeo, la meca es los Estados Unidos, es poco menos que tocar el cielo con la manos y lo que cualquier boxeador sueña y desea de retoño amateur al tirar las primeras piñas en una bolsa que puede colgarse en el patio de su casa. Sin embargo, el desembarco americano no te garantiza un futuro promisorio triunfalista. Pero es verdad que las chances crecen y mucho. Entrenamientos en gimnasios de primera línea, clínicas con los mejores del mundo y, las remuneraciones por el trabajo en el encordado: cotizan casi 10 veces más que en la Argentina actual. Después de un 2018 equilibrado en términos boxísticos, el muchacho que reside en el Barrio Pacheco Bis, en el 2019, que recién comienza, está decidido a armar las valijas y cumplir; ya más que un sueño, la transformación en objetivo.

Lo cierto es que Martín Matamala fue anunciado para enfrentar en EE.UU. a un mexicano invicto en 7 peleas llamado Lindolfo Delgado, para la previa de la pelea por título del mundo supermediano entre el campeón venezolano de la Federación Intenacional de boxeo (FIB), José Uzcátegui (28-2, 23 KO) y el estadounidense Caleb Plant (17-0, 10 KO). La cartelera va a ser televisada el domingo 13 de enero por FOX Sports. El lugar: el Microsoft Theater de Los Ángeles, California. En consecuencia, los percances no cesaron más la incredulidad ante promesas incumplidas del pasados que pesan en presente atrasó la visa y otros menesteres.

«Nos salió una chance para ir a Estados Unidos, me contactó un promotor de Buenos Aires y comencé con el  trámite del pasaporte pero por un problema pesonal nos bajaron de cartelera», informó Matamala. El traslado pasa para febrero. » El 1 o el 16″, confía de acuerdo a las palabras del eventual promotor, Julián Vázquez, que por su labor pasa la mayor parte del año en el país de América del Norte.

El año pasado fue parejo y cerró la actividad con 4 peleas realizadas, ganando las primeras dos en Cipolletti, incluso en la 2ª tomando revancha de Luis Ojeda y perdiendo las restantes. Un sabor agridulce según las aspiraciones de El Guapo y con reflexiones particulares. «Fue de cincuenta y cincuenta», equilibró. «A Ojeda le volví a ganar, porque en Buenos Aires también había ganado y me la dieron perdida», aclaró justificando el rechazo al jurado que lo vio perdedor en fallo mayoritario. Matamala tiene una ficha con 18 combates realizados, de los cuales ganó 11 (3 KO) y perdió 7. Ostenta peleas en diferentes divisiones y con rivales que por sus presentes prometedores, demandaban contrincantes que compensen cierto coaje. El Guapo lo tuvo y por eso fue llamado a enfrentar por casos, al contendiente de Puerto Rico, Abraham Nova; al campeón argentino, Jeremías Ponce y a la promesa nacional e invicto, Neri Romero. «Me presenté con los mejores del país y no peleé con algún paquete, cuando perdí fue con buenos boxeadores», analiza.

Po últmo la foja y los contactos ayudan pero no es todo para la hazaña de arribar a la liga mayor. Tiene dos hijos que le dan sentido a su vida, conforman su familia y a los cuáles debe sostener. Pretende llegar unas semanas antes al país desarrollado para realizar una puesta a punto de entrenamientos pero el tiempo corre y la avería no culmina. «Se hace duro, soy padre de familia, me queda un mes, necesito comprar zapatillas, vitaminas para mantenerme, el miércoles tengo que dirigirme a Buenos Aires a finalizar los trámites y también sustentar la casa», confiesa el púgil.

*Podés escuchar el resto de la entrevista concedida a lu19.com.ar mediante las      cortinas de audio colgadas en cuerpo de la gráfica.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimas Noticias

Un estado brasileño fronterizo con la Argentina detectó el primer caso de la variante Ómicron de coronavirus

Río Grande do Sul confirmó que una mujer que había recibido las dos dosis de la vacuna dio positivo...

Más artículos similares