Detuvieron a un delincuente tras cinco años prófugo

Compartir esto vía

Un hombre condenado a la pena de cinco años de prisión efectiva por un robo agravado por el uso de arma blanca ocurrido en Cipolletti, fue detenido hoy en General Roca. Permanecía prófugo desde abril de 2017. En diálogo con la radio el fiscal jefe Santiago Marquez Gauna, indicó como fue el operativo de búsqueda.

“Siempre tenemos la colaboración directa de la policía de Rio Negro, si es en la provincia, sino tambien trabajan de otros lugares”.

“Lo encontraron en General Roca en la calle Islas Orcadas, solicitamos un allanamiento para poder ingresar al domicilio. La policía había hecho todo un trabajo de campo, pero se necesita la autorización judicial.”

Al momento de la detención no se produjo resistencia. “Nos estamos ocupando de buscar a estas personas, estamos generando nuevas estructuras para dar con esta gente para que cumpla su condena”.

La diligencia realizada por la Brigada de Investigaciones de Roca, en un domicilio de calle Islas Orcadas, fue autorizada por los magistrados de la ex Cámara Primera en lo Criminal de Cipolletti y tuvo lugar esta mañana pasadas las 8.30 horas.

En la orden judicial, se dispuso además el traslado del hombre al Establecimiento de Ejecución Penal N° 2 de General Roca, hasta tanto el servicio penitenciario disponga el lugar de alojamiento donde cumplirá la condena en su contra.

Marquez Gauna destacó la colaboración brindada por la Brigada de Investigaciones de Roca en las tareas tendientes a confirma la presencia del condenado en el domicilio consignado, como así también, el desarrollo del exitoso operativo de detención.

El hecho por el que fuera condenado, ocurrido en junio de 2016, alrededor de las 18 horas en calle Juan XXIII casi Primeros Pobladores de Cipolletti. En esas circunstancias, tres mujeres circulaban por la vía pública, momentos en que el acusado las intimidó con un cuchillo tipo “tramontina” y se apoderó del teléfono celular de una de ellas, dándose a la fuga a bordo de un automóvil.

El 22 de marzo de 2017 fue condenado por la Cámara Primera en lo Criminal a la pena de cinco años de prisión efectiva, quedando firme la condena el 12 de abril de ese mismo año. A pesar del dictado del allanamiento y detención del sujeto, el mismo se dio a la fuga, permaneciendo en esa condición hasta el día de la fecha donde finalmente fue detenido.