jueves, enero 20, 2022
21 C
Cipolletti

A 43 años del asesinato al excéntrico boxeador Bonavena

En una tarde gris y lluviosa en toda Argentina, hace 43 años, una triste noticia recorrió todo el país: «Lo mataron a Ringo, lo mataron de un balazo en el corazón en Reno, Nevada». El 22 de mayo de 1976 fue asesinado por Ross Brymer, un guardaespaldas del famoso burdel Mustang Ranch. Brymer estuvo 15 meses en prisión por asesinar a Bonavena apodado Ringo, pena que luego le fue conmutada por la de homicidio involuntario, aunque un testigo del lugar indicó haber presenciado esa noche el asesinato.

En plena dictadura, cuando la conmoción popular corrió por dos senderos encontrados. Porque unas horas antes de que Víctor Galíndez protagonizara su épica y sangrienta victoria ante el estadounidense Richie Kates, una noticia cruel perforó la sensibilidad de los argentinos: Oscar Natalio Bonavena, el grandote fanfarrón, que de provocador resistido había ascendido al rango de ídolo nacional por sus travesuras de pícaro de barrio, ocurrente y mediático, pero -especialmente- por su imagen de guapo boxeador, moría asesinado a la salida de un burdel en Reno. Tenía apenas 33 años. Cinco días después una multitud de más de 100 mil personas despidió sus restos tras un velatorio en el Luna Park y en el recorrido hasta la Chacarita.

Pasada la medianoche del 21 de mayo de 1976 Bonavena estaba jugando en el Casino Harra’s y recibió un curioso llamado telefónico. Ringo tenía todo programado para regresar a Buenos Aires la noche siguiente, la del 22 de mayo de 1976 en Aerolíneas Argentinas vía Los Ángeles. No obstante entre las 6:15 y las 6:30 de la mañana del 22 de mayo, según el Sheriff Bob De Carlo, Ringo salió velozmente en su auto desde el casino hacia el Mustang Ranch.

Apenas amanecía cuando Ringo bajó de su coche, a las puertas del Mustang Ranch y anunció a los gritos que iba a entrar. John Coletti, uno de los guardaespaldas de Conforte, le pidió que se retirara, pero él avanzó. Le advirtieron que Joe no lo iba a recibir, pero dijo que iba a entrar igual, que él y Coletti eran amigos, que no podía hacerle eso… estaban hablando cuando, de la nada se escuchó un tiro, y Ringo se desplomó. Willard Ross Brymer, otro de los guardaespaldas, le había disparado desde lo alto y una bala le atravesó el corazón.

En febrero de 1976, Bonavena realizó el que sería su último combate, contra Billy Joiner. El cuerpo de Bonavena fue velado el 29 de mayo en el estadio Luna Park, donde fue despedido por unas 150.000 personas. Luego fue sepultado en el Cementerio de la Chacarita.

Actualmente, la tribuna local del Club Atlético Huracán -del que era hincha fanático-y una calle de Buenos Aires llevan su nombre en su homenaje.

Ringo, el boxeador

Se inició como boxeador en el Club Atlético Huracán, y en 1959 fue campeón amateur. Inició su carrera profesional en Estados Unidos, la meca de este deporte, adonde regresó con frecuencia. Venció al campeón canadiense George Chuvalo, combatió dos veces con el gran golpeador Joe Frazier —en la primera de ellas lo derribó dos veces, en la segunda disputó la corona de los pesos pesados de la World Boxing Association en diciembre de 1968— y el 7 de diciembre de 1970 enfrentó al mítico Muhammad Ali en el imponente Madison Square Garden. Desde mediados de los 60 hasta inicios de los 70 fue uno de los principales contendientes al título mundial peso pesado. La revista The Ring lo clasificó tercero mejor peso pesado del mundo en 1968 y 1970, cuarto en 1971 y 1974. Su registro como boxeador fue de 58 peleas ganadas, 9 perdidas y 1 empate.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimas Noticias

Jornada de vacunación antirrábica y desparasitación en el B° Don Bosco de Cipolletti.

El sábado 22 de enero de 10 a 13 hs.se desarrollará una Jornada de Vacunación antirrábica y desparasitación de...

Más artículos similares