Sin Suárez: la probable de Argentina para el debut ante Colombia

Compartir esto vía

Bajo una lluvia intermitente, el seleccionado argentino, con su capitán Lionel Messi a la cabeza, realizó anoche su primer entrenamiento con vistas al debut del sábado, a las 19, contra Colombia, por la Copa América.

La lluvia es un elemento habitual en el final del otoño en el norte de Brasil, donde la temperatura ronda los 25 grados y el sol le deja paso a la oscuridad antes de las 18, el horario pactado para el entrenamiento de ayer. Esa elección en cuanto a la hora en que practicará Argentina durante toda la semana, hasta el propio viernes, no es antojadiza, sino que obedece a que Scaloni pretende que el grupo se adapte al momento de la jornada en que se jugará el encuentro frente a los colombianos.

Es que aun cuando el pronóstico extendido propone ausencia de lluvias para la hora del partido, la idea contempla cuestiones futbolísticas y estratégicas, ya que la adaptación apunta esencialmente a las condiciones naturales y también las artificiales, ya que el encuentro no podrá disputarse con luz natural.

Messi, quien nunca jugó en Bahía, realizó junto a sus compañeros los trabajos físicos y con pelota ordenados por el cuerpo técnico argentino. La novedad pasa por los cuidados a los que es sometido el zaguero Germán Pezzella, quien ya fue preservado en el amistoso con Nicaragua del pasado viernes en San Juan y casi seguro también lo será para el debut con los colombianos, ya que se sigue recuperando por la fractura de maxilar que sufrió jugando con Fiorentina por la Serie A Italiana. El exzaguero de River sufrió esa lesión hace poco más de un mes, el 5 de mayo, frente a Empoli, por lo que fue operado y a los pocos días volvió a practicar.

Sin embargo, dado el buen nivel que viene mostrando Colombia, que el domingo goleó 3-0 a Perú, Scaloni realizaría los tres cambios que anunció apenas finalizó la prueba con Nicaragua en otras posiciones, pero no en la zaga central, que volvería a contar con Nicolás Otamendi y Juan Foyth.

Las variantes se producirían en el lateral izquierdo, donde Nicolás Tagliafico reemplazaría a Marcos Acuña; así como en la media cancha, donde Roberto Pereyra relevaría a Leandro Paredes, y en el ataque, donde el cordobés Matías Suárez le dejaría su lugar a Ángel Di María, aunque no para que juegue de punta como el cordobés, sino para que lo haga de volante por ese sector, mutando de un 4-3-3 como el observado frente a los centroamericanos a un 4-4-2.

El 11 sería: Franco Armani; Renzo Saravia, Otamendi, Foyth y Tagliafico; Pereyra, Guido Rodríguez, Giovani Lo Celso y Di María; Messi y Sergio Agüero.