Consejos para ordenar tu heladera

Compartir esto vía

Tener en un correcto orden la heladera no solo te va a servir para que puedas visualizar correctamente lo que tenés, y así aprovecharlo. También te va a permitir usar los alimentos por más tiempo, ya que el diseño de la heladera está pensado con un criterio específico: que los lácteos, las comidas cocidas, los fiambres vayan arriba (son los que mayor frío necesitan), y que las verduras y frutas sucias vayan en los cajones de abajo.
Pensá siempre que los más sensibles a los cambios de temperatura (lácteos, comidas ya cocinadas) son los que más frío necesitan. Adiós para siempre a la leche en la puerta de la heladera: lo ideal es ponerla lo más arriba posible.
USAR LAS DIVISIONES DE LA HELADERA, Y SUMARLE ORGANIZADORES: acá, no solo la idea es aprovechar la huevera, las puertas para las bebidas como el agua o las gaseosas, y los cajones para frutas y verduras; sino también adquirir contenedores extra, y ponerlos en función de las costumbres de la familia. Por ejemplo, en un contenedor puede ir todo lo referente al desayuno (mermeladas, dulce de leche, queso blanco), o si son de consumir muchas frutas y verduras, pueden sumar organizadores para subdividirlo en tipo de vegetales. Otra opción es agrupar los aderezos en otro contenedor, o todos los lácteos, o la comida preparada. Acá podés ponerte creativa, siempre pensando en cómo se usan las cosas en tu casa. Si vas a comprar, hay mil variedades: grandes, chicos, con o sin manija, de diferentes colores. Los canastos transparentes son los más útiles.
STOCKEATE DE UNA BUENA VARIEDAD DE TUPPERS DE CALIDAD: es una inversión, pero peor es andar comprando cada dos meses tuppers que ni siquiera te son funcionales. Los de mejor calidad, más higiénicos y duraderos son los de vidrio con tapa aparte. Fijate que sean apto freezer y lavavajillas. Si comprás una buena variedad de tamaños, te va a ser más fácil administrar el guardado. Y que sí o sí sean trasparentes, así podes ver con facilidad lo que hay dentro sin necesidad de abrirlos.
MANTENÉ LIMPIA TU HELADERA: salvo que haya algún derrame o imprevisto, con una vez por semana debería ser suficiente para mantenerla higienizada. Es muy importante que la heladera esté limpia, pensá es que es donde se conservan los alimentos que vos y tu familia ingieren. Podés usar bicarbonato de sodio y vinagre: no contamina, absorbe los malos olores, y desinfecta a fondo.
– TOMATE UN RATO CUANDO VOLVES DEL SUPER PARA ORGANIZAR: dejar las bolsas llenas de los vegetales que compraste en la verdulería en la heladera es una pésima idea. Idealmente, cuando volvemos de hacer las compras, lavar, cortar y dividir en recipientes es lo que luego te va ROTULÁ: sobre todo las comidas elaboradas previamente. Con un simple cartelito con la fecha de elaboración vas a poder recordar qué son y cuándo fueron preparadas.a facilitar el consumo.
El orden de la heladera es fundamental para que no ocurra contaminación cruzada, es decir que los alimentos que naturalmente están contaminados (como los vegetales sucios y los alimentos de origen animal crudos) deben almacenarse en los estantes inferiores, mientas que los que están listos para consumir (como lácteos, vegetales lavados, fiambres o comidas preparadas) deben ubicarse en los estantes superiores. Siempre en envases limpios y tapados.
¿Es necesario lavar todas las frutas y verduras antes de ponerlas en la heladera?
– No es necesario lavarlas si se van a lavar antes de consumir, cada uno puede optar por la opción que le resulte mejor. En algunas ocasiones, al lavar los vegetales quedan húmedos y esto acelera el deterioro.
¿Qué alimentos que comúnmente se guardan en la heladera (mucho se habla de las bananas y el pan lactal?) es conveniente dejar afuera?
– El frío retrasa la alteración de los alimentos por parte de los microorganismos. En el caso del pan lactal sería el crecimiento de hongos. Sin embargo, esto acelera el endurecimiento del pan, por eso, todo dependerá del tiempo que se tarde en consumirlo. En el caso de las bananas, la cáscara se pone oscura sin que necesariamente se haya alterado el interior, nuevamente dependerá del tiempo hasta el consumo.
Cómo descongelar alimentos en forma segura?
– Siempre se deben descongelar los alimentos dentro de la heladera, para que no haya crecimiento microbiano. Otras opciones son descongelar en microondas seguido de la cocción final, o en el caso de los alimentos pequeños o finitos, realizar la cocción directamente sin descongelar (como muchos alimentos preparados congelados en los que la misma etiqueta indica cocinar sin descongelar: papas fritas, milanesas y otros).
– ¿Cuánto tiempo podemos dejar en la heladera las sobras de una comida cocida, como por ejemplo una carne al horno con papas?
– El tiempo recomendado de vida útil de alimentos preparados en el hogar es de unos 3 días. Uno de los pasos más importantes es enfriar correctamente lo que ya se transformó en sobras o cocinamos para guardar. Una vez terminada la cocción, se debe esperar a que deje de humear, luego distribuir el alimento lo más chato posible en un recipiente, y colocarlo en la heladera para que se enfríe rápidamente. Se debe recordar que durante la cocción no se eliminan todos los microorganismos presentes (siempre permanecen los esporulados) que están aguardando que las condiciones sean las adecuadas (temperatura ambiente y tiempo) para reproducirse. Si son vegetales hervidos, fideos o arroz, se pueden enfriar fácilmente debajo del chorro de agua fría antes de colocar en la heladera.