El Monstruo Inoue destronó a Donaire para ser rey Gallo

Compartir esto vía

Contra las cuerdas Nonito Donaire en distintos  pasajes del combate aguantaba el vendaval en el que se transformó Naoya «El Mounstruo» Inoue en el undécimo asalto de su combate. El filipino estuvo tocado, una acción extraña del árbitro le permitió seguir en pie y poder y resistir, pero un combate así no da pie a polémicas.

Nonito ha sido campeón mundial en cuatro divisiones, pero su hambre es insaciable y cuando muchos le daban por descartado se sacó un tremendo combate de la manga. Inoue quería ser el rey, y lo es ahora, pero no por abdicación. Se lo tuvo que ganar para alzar el Ali Trophy de las World Boxing Super Series y los Mundiales WBA e IBF del Gallo (53,525 (118 lb).

El japonés derrotó a Donaire por decisión unánime (116-112, 117-111 y 114-113) y después dejó claro que su cabeza fuera del ring es excepcional. «Todavía tengo que ser más fuerte. No soy el mejor de la historia ni del momento, tengo que seguir trabajando. Esto es una gran victoria, pero nada más», reveló el púgil de solo 26 años.

El noveno fue brutal, Donaire estuvo cerca de mandar a la lona a Inoue con una derecha portentosa, pero el japonés retomó el control, volvió a lanzar sus misiles y en el undécimo finalmente pudo mandarle a la lona, dejándolo al borde del nocaut, y hacia el último episodio, los dos se entregaron en cuerpo y alma para provocar la ovación de la fanaticada.