Detenido por arrojar piedras a la casa de su ex pareja en Cinco Saltos.

Compartir esto vía

La fiscal Rocío Guiñazú y la adjunta de fiscalía, Yesica Montenegro, formularon cargos contra un imputado acusándolo del delito de daño en contexto de violencia de género. Además solicitaron que mientras culmine la investigación el hombre permanezca en prisión preventiva.

Según indicaron las representantes del Ministerio Público, el acusado se hizo presente en el domicilio de su ex pareja ayer (07/11) alrededor de la una de madrugada y arrojó piedras contra la casa rompiendo los vidrios que se encontraban en el frente de la misma.

Durante su accionar, fue sorprendido por personal policial de la Comisaría Séptima de Cinco Saltos que lo detuvo en flagrancia, motivo por el cual la fiscalía matuvo su detención hasta la audiencia celebrada ayer.

Los daños en los cristales fueron acreditados mediante los trabajos del Gabinete de Criminalística de la vecina ciudad y sumado al testimonio de la víctima y de los uniformados que procedieron a su detención son las principales evidencias con las que cuenta la fiscalía.

Cabe señalar que el hombre tenía antecedentes penales computables y que la pena anterior ya se encuentra cumplida en su totalidad.

“Los ordenamientos legales prevén que debe darse protección integral a las mujeres cuando son víctima de actos de violencia”, sostuvo Guiñazú al argumentar sobre la prisión preventiva. Al respecto agregó que no existían otras medidas alternativa eficientes y efectivas para brindar el resguardo a la víctima.

“Los Pactos internacionales a los que nuestro país adhirió prevén que la la mujer debe vivir en libertad y ser protegidas por todas las instituciones y los órganos jurisdiccionales”, aseveró la fiscal.

Finalmente agregó que también para el caso se hallaban presentes el peligro de fuga puesto que en otro proceso el hombre fue declarado en rebeldía por no presentarse a una audiencia judicial y que existía la posibilidad de que el imputado en caso de recuperar la libertad pudiera entorpecer la investigación, intentando intimidar a la principal testigo del caso.

La Jueza de Garantías, Laura González Vitale tuvo por formulados los cargos y dispuso la prisión preventiva por el plazo de un mes. Tratándose de un hecho en flagrancia y que la mayoría de la evidencia se encuentra producida se estima que en un periodo menor se esté en condiciones de avanzar a la etapa de control de acusación.