El presidente electo Lacalle Pou quiere que 100.000 argentinos se muden a Uruguay: planea flexibilizar regulaciones para empresarios y fondos locales

Compartir esto vía

A poco menos de dos meses de asumir, el presidente electo de Uruguay, Luis Lacalle Pou, anticipó que planea flexibilizar regulaciones para atraer a empresarios argentinos: su intención es que lleven su dinero al país vecino y que, incluso, se muden.

“Uruguay por distintas razones tiene la posibilidad de convertirse en un lugar de llegada, no solo de vecinos del Mercosur, sino del mundo. Y nosotros ahí tenemos algunas cosas para hacer”, sostuvo el líder del Partido Nacional. En declaraciones a la prensa durante un evento en un hotel de Punta del Este, el sucesor de Tabaré Vázquez anunció que pretende impulsar flexibilizaciones en la residencia legal de los inmigrantes, y también en el aspecto fiscal, para que puedan llevar sus capitales a tierras uruguayas.

“Yo primero voy por la familia, después que estén las familias, van a poder traer la plata. Si tenemos seguridad pública, certezas a largo plazo, el país se va a convertir en un lugar de destino del cono sur y también del mundo”, analizó el jefe de Estado electo, según citó el diario uruguayo El Observador.

Respecto a la intención de atraer a capitales extranjeros para que se radiquen en Uruguay, Lacalle Pou adelantó que cambiará normas del Banco Central vinculadas al flujo de capitales: “Vamos a flexibilizar alguna norma bancocentralista que dificulta mucho el ingreso de capitales».

El mandatario uruguayo apuesta especialmente a los empresarios argentinos, tanto los grandes nombres que suelen pasar sus veranos en Punta del Este como también a los pequeños y medianos hombres de negocios que se ven afectados por los vaivenes económicos de la Argentina.

Al respecto, el diario El Observador precisó que la iniciativa de Lacalle Pou tiene como objetivo a alrededor de 100.000 argentinos, a los que buscará seducir para que se instalen en Uruguay y con su capital puedan potenciar la inversión.

En los últimos días se conocieron datos que marcan la caída abrupta del ingreso de turistas argentinos a Uruguay: la Dirección Nacional de Migración del país vecino informó que al comparar diciembre de 2018 con el mismo mes de 2019 hubo un descenso de 12,31%. Hubo una caída de 130.105 turistas a 114.091.

A la crisis económica y la recesión en Argentina, se le sumó en el último mes la decisión del Gobierno de aplicar el recargo del 30% a la compra de divisas para el turismo y consumos fuera del país.

Además, la Ley de Solidaridad aprobada durante diciembre del año pasado determinó el pago de una alícuota diferencial más alta del impuesto a los Bienes Personales para los argentinos que tienen bienes fuera del país, lo que motivó a personas de altísimo poder adquisitivo a evaluar una mudanza como forma de evitar el pago del gravamen.