Marenco se refirió al ordenamiento de IPROSS en la provincia

Compartir esto vía

“Vemos la imperiosa necesidad de un ordenamiento en nuestra Obra Social:
Es imprescindible renovar el sistema informático para garantizar un mejor y más ágil funcionamiento de la atención, control y auditoria de cada prestación.

El IPROSS debe capacitar al personal, para informar en forma eficaz a cada afiliado/da, garantizando difusión de la información, de beneficios reales con que cuenta los afiliados.

Se debe implementar más cajeros en cada una de las seccionales de la provincia y extender el horario de atención al público hasta las 14Hs en virtud del horario laboral que tiene la gran mayoría de los agentes públicos.
El cobro de plus afecta directamente el poder adquisitivo de los trabajadores y agranda la brecha de la desigualdad entre los que pueden y no pueden acceder a una mejor calidad médica. Se debe trabajar en conjunto con el Ministerio de Salud; que es el que debe controlar, sancionar o remover a los profesionales públicos y privados, que hacen de su profesión un negocio usurero. Esta medida debería ser trabajada en conjunto con la AFIP para evitar la evasión fiscal que deriva del cobro en negro de percepciones de dinero por fuera del convenio firmado con la obra social. Existen otras metodologías, derivadas del cobro de plus como la entrega de varios bonos de consulta. De la misma manera se propone un cuerpo de inspectores gremiales conformados dentro del IPROSS a los efectos que el costo de la denuncia a los profesionales no recaiga en los trabajadores.

Garantizar que todo reintegro que presente los afiliados sea devuelto inmediatamente.
El IPROSS debe implementar nuevo sistemas de ventas de bonos médicos a través de convenios con entidades bancarias o con tarjetas magnéticas.

También vemos necesario la puesta en funcionamiento de la Comisión de Seguimiento Legislativo, porque existen problemas internos y externos.

Cada delegación tiene su propia reglamentación.
En Conesa, se imprime ordenes de consulta para un medico determinado, no permitiendo asistir o elegir a otro, la autorizaciones de estudio deben ser efectivizadas en Viedma, tardan en actualizar las historias clínicas, impidiendo acceder a la compra con el porcentaje de cobertura correspondiente a los afiliados.
En cada estudio se cobra el coseguro se pide doble orden de consulta.

La derivaciones se hacen por una sola problemática y los afiliados cuando viaja realiza más estudios o consultas (son derivaciones cerradas o únicas).

Política exclusiva para afiliados de la tercera edad. (El IPROSS no cubre ningún tipo de traslado con Ambulancias.)

El trámite para autorizar un estudio oncológico tarda mucho tiempo, es necesario e imperioso designar más gente en las diferentes delegaciones de la provincia para que atienda estas Licencias.
Los médicos priorizan a los y las pacientes que pagan de contado y los afiliados del IPROSS son los últimos en acceder a los turnos e internaciones.

Los turnos para realizarse estudios como Resonancias, tomografías, etc. en las Clínicas y Sanatorio se ponen cupos para los afiliados al IPROSS los cual genera que los turnos se otorguen con dos o tres meses de espera. La situación de los cupos se traslada también a las intervenciones quirúrgicas y con la misma modalidad de los turnos para los estudios.

Por ultimo: Reafirmar el carácter solidario de nuestro Instituto de Previsión Social provincial y avanzar fuertemente hacia una conducción colegiada del IPROSS donde la representación de los trabajadores sea mayor y con poder de decisión sobre las políticas que implemente el organismo. Además, nos ponemos a disposición para trabajar en conjunto con el fin de mejorar el servicio de los afiliados y presentar propuestas de financiamiento para fortalecer, no solo el IPROSS, sino la Salud Pública en general porque tenemos la convicción que la Salud es un Derecho Social que deben garantizar los Estados nacional, provincial y municipal.