Fue multado por una contravención, no tenía dinero para pagar y fabricó un mueble para el Juzgado de Paz.

Compartir esto vía

La delegación del Juzgado de Paz de Balsa Las Perlas estrenó una mesa de entradas realizada por un contraventor con colaboración del personal municipal. El hombre había sido multado luego de conducir a una velocidad excesiva y en consecuencia realizó los trabajos de tabiquería en concepto de tareas comunitarias. No hubo ningún costo económico para el Poder Judicial.

Inicialmente, el conductor fue advertido por el personal policial de la Subcomisaria 82 de Balsa Las Perlas. En esa dependencia se inició un expediente por una contravención con fundamento en los artículos 41 y 64 de la Ley 534/69 del Digesto Contravencional de la provincia.

El artículo 41 establece que será reprimido con multa al que mediante el uso de automotores pusiera en peligro o crease una situación de daño potencial para la salud, la tranquilidad o el patrimonio de terceros. El artículo 64 también prevé multas para el que condujere algún vehículo excediendo la velocidad máxima permitida o sin respetar la señalización o las indicaciones de la autoridad que se encuentre dirigiendo el tránsito público.

Balsa Las Perlas depende de Cipolletti y cómo se encuentra a 18 kilómetros del centro cuenta con una delegación municipal y con una delegación del Juzgado de Paz a cargo de Laura Pino.