«Viuda negra» los ató y les robó en su propia casa.

Compartir esto vía

Un hombre llevó a una mujer a la que recién conocía a la casa que comparte con su hermano en la calle Arenales de Cipolletti. Una vez en el lugar, la mujer lo durmió y tras ello permitió el ingreso a la casa de sus dos cómplices quienes ataron a los hermanos y, entre otros elementos, se llevaron un televisor. Personal de la Unidad 24 trabaja para dar con los delincuentes y espera el resultado de las cámaras del sector.

En otras opurtunidades ocurrieron otras causas penales iniciadas por ocasionales galanes que fueron sorprendidos en su buena fe.

Fuentes consultadas aseguraron que se trata de conocidas mujeres que actúan en la ciudad y alrededores, especialmente en locales nocturnos y en los casinos. Atacan por igual a jóvenes y a hombres mayores. A todo aquel que se sienta capaz de lograr una conquista callejera en cuestión de minutos.

Tras despojar a esos incautos, las «viudas» se escabullen con facilidad, según explicaron los uniformados. Tienen a su favor que el robo ocurre en un lugar íntimo y que la mayoría de los damnificados prefiere mantener en secreto lo que les pasó, por vergüenza, especialmente si tienen pareja.