martes, noviembre 30, 2021
17 C
Cipolletti

Reclaman nueva fórmula de liquidación del crudo. Por Herman Avoscan

Casi la totalidad del petróleo que se produce en la cuenca neuquina se inyecta al gigantesco oleoducto que opera Oldelval para llegar al destino donde está la demanda: el puerto de Bahía Blanca. Desde allí, irá a las refinerías ubicadas en el Polo Petroquímico, a los barcos cargueros o continuará mediante otras redes hacia la zona de La Plata y Ensenada. Pero con la aparición de los no convencionales apareció un problema para las empresas más pequeñas: la fórmula tradicional para la liquidación en el punto de llegada las está perjudicando, afirman.

Con ese reclamo, petroleras como President y Aconcagua llegaron a la secretaría de Energía de Nación. Acompañadas por autoridades energéticas rionegrinas, los empresarios plantearon que desde que empezó la inyección de crudos provenientes de Vaca Muerta se alteró el resultado final, atentando contra sus planes de inversión y la rentabilidad empresaria.

¿Qué pasó? Que a pesar de formar parte de la misma cuenca y de participar de la denominación común de petróleo Medanito (la más buscada del mercado nacional), no todos los crudos que se inyectan al oleoducto son iguales. Tienen diferente densidad. Y por lo general, se entiende que cuanto más liviano, mejores rendimientos en la etapa de destilación y por lo tanto mayores posibilidades económicas.

Oldelval es la firma que opera el estratégico oleoducto que construyó YPF y comenzó a operar en 1961. En 1993, al compás de la fiebre privatizadora de ese momento, se concesionó por 35 años, prorrogables por otros 10. Actualmente, está en manos de un consorcio integrado por siete empresas: YPF (37%), ExxonMobil (21%), Chevron (14%), Pan American Energy (PAE) y Pluspetrol (11,9% cada una) más Tecpetrol y Pampa Energía (2,1% cada una).

Para el mejor rendimiento del oleoducto se pactó que el promedio de los crudos que circulan debe rondar los 35° API, que es la fórmula con que se mide la densidad. Cuando el crudo ingresa al sistema se mide su densidad, se calcula la cantidad que circulará y en la punta del sistema se hará la liquidación de acuerdo al volumen y a la densidad.

Esa fórmula polinómica que se llama Banco de Calidad, no fue una elección caprichosa: es el punto de equilibrio para garantizar una mayor fluidez en la operación del ducto y al mismo tiempo el de mayor operatividad de las destilerías argentinas. La situación funcionó hasta que hizo su ingreso el crudo de Vaca Muerta. Los no convencionales tienen una densidad menor.

“En algunos casos, llegan a 45 a 60° API. Entonces la aplicación de la fórmula termina perjudicando a las empresas más chicas porque se baja la media de densidad. Las quejas pasan porque cuando van a retirar los certificados del crudo transportado se les hace un descuento de entre el 12 y el 15 %”, explicó el vicepresidente de una de las compañías afectadas.

Si a esto se le suma el 12 % de regalías que deben abonar (algunos contratos llegan al 15 %), más la carga impositiva adicional, se entiende el malestar de los operadores. Sobre el precio final (acordado en 52 dólares el barril), “de entrada tenemos un 30 % menos”.

Aclararon que no se trata de un reclamo contra el crudo de Vaca Muerta: “queremos que se estudie la situación particular de cada sector”, explicaron. En la reunión con funcionarios de la secretaría de Energía de Nación se reconoció el problema y adelantaron que ya están analizando una alternativa. “Oldelval habría presentado una nueva fórmula de balance y está en estudio. Beneficiaría un poco a los crudos más pesados y compensaríamos las quitas que teníamos hasta ahora. Esperamos un encuentro en un tiempo prudencial para seguir avanzando”, puntualizó el CEO de una compañía.

Fuentes de la industria reconocieron también que cuando el crudo supera los 45° API empiezan a tener un menor rendimiento. “Son crudos ultralivianos, con moléculas más cortas y que tienen un menor valor comercial. Por lo tanto, su mezcla con crudos más pesados los termina beneficiando y por eso sería justo que se les haga un reconocimiento. Al menos, que no se castigue a las operadoras que inyectan un crudo más pesado, que termina siendo necesario en el balance final”, remarcaron.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimas Noticias

Nueva gestión en el Consejo de la Mujer de Fernández Oro

El sábado en el Museo Estación Cultural se llevó a cabo una Asamblea General Extraordinaria organizada por la Comisión...

Más artículos similares