19 C
Cipolletti
spot_img

La Renga brilló en La Plata y cerró sus recitales con los clásicos históricos

Con la celebrada inclusión en su repertorio de algunos grandes clásicos que no habían sido parte de los shows anteriores, como el caso de «El revelde», «Balada del diablo y la muerte» y «Hoy voy a bailar a la nave del olvido», La Renga cerró en la noche del sábado su ciclo de tres conciertos en el Estadio Ciudad de La Plata, en el marco de la gira presentación de su último disco «Alejado de la red».

A lo largo de dos horas y media, el trío integrado por Chizzo Nápoli, Tete Iglesias y Tanque Iglesias echó mano a un demoledor set de unas 30 canciones, entre las que incluyó prácticamente todas sus nuevas composiciones y los temas que lo convirtieron en uno de los números más convocantes del rock argentino.

«Que lástima que es el último de La Plata ya van a venir otros», dijo Chizzo al público al promediar el show, acaso como prueba de lo positivo que resultó para el grupo esta experiencia de volver a tocar en una zona cercana a la Capital, en donde no actúa desde 2017.

La expectativa comenzó a palparse desde temprano en los alrededores del estadio y, con la apertura de puertas a media tarde, se trasladó también a su interior, en donde Los Extraterribles, Perro Indio, Willie Quiroga y Sueño de Pescado animaron la espera.

Finalmente, a las 22.08, el grupo irrumpió en escena con «Buena pipa» y «Elefantes pogueando», dos temas de su nuevo disco, para luego sacudir a la ya excitada audiencia con «Tripa y corazón».

En el recorrido, que tuvo su primer cierre dos horas después y se extendió otra media hora con los bises, no faltaron canciones como «Detonador de sueños», «Arte infernal», «El final es en donde partí» y «La razón que te demora», entre otras.

Para los bises quedaron los coreados «Somos los mismos de siempre», «Panic Show», «El viento que todo empuja» y «Hablando de la libertad».

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Más artículos similares