22 C
Cipolletti
spot_img

Jacinda Ardern renunció de manera sorpresiva como primera ministra de Nueva Zelanda: “No tengo más energía”

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, un ícono mundial de políticas progresistas, sorprendió al país al anunciar que renunciará al cargo en pocas semanas.

La líder de 42 años, que condujo al país por desastres naturales, la pandemia del covid-19 y su peor ataque terrorista, dijo que ya no tiene “la energía” para seguir.

“Soy humana. Le damos todo lo que podemos mientras podemos hasta que llega la hora. Para mí ya es hora”, declaró en un encuentro con miembros de su Partido Laborista.

“Ya no tengo energía para otros cuatro años”, agregó, señalando que dejará el cargo a más tardar el 7 de febrero.

Ardern aseguró que no hay ningún secreto detrás de su renuncia. “Me voy porque con un trabajo tan privilegiado hay una gran responsabilidad, la responsabilidad de saber cuándo eres la persona indicada para liderar y cuándo no”, sostuvo.

Ardern llegó al poder en 2017 con un gobierno de coalición y luego llevó a su partido de centro-izquierda a una amplia victoria en las elecciones de 2020.

Durante su mandato, fue elogiada por su respuesta al ataque terrorista contra dos mezquitas musulmanas y a la pandemia del covid-19, y se convirtió en la segunda líder mundial en dar a luz estando en el cargo.

Pero su respaldo popular, a menudo citado como “Jacindamanía”, cayó en las últimas encuestas ante la creciente inflación y el temor a un aumento en los índices de criminalidad.

En su primera aparición pública desde que el Parlamento entró en receso en diciembre, dijo en el encuentro anual de los laboristas que esperaba encontrar la energía para continuar como líder, “pero no lo he podido hacer”.

Elecciones generales en octubre
También anunció que la próxima elección general se celebrará el 14 de octubre y que hasta entonces continuará como miembro del Parlamento.

La gobernante dijo el jueves estar orgullosa de las acciones de su gobierno para hacer más asequibles las viviendas, enfrentar el cambio climático y la pobreza infantil.

“Y lo hicimos mientras respondíamos a algunas de las mayores amenazas a la salud y el bienestar económico de nuestro país desde la Segunda Guerra Mundial”, aseguró.

Aunque las últimas encuestas indican que una coalición de los partidos de centroderecha National y Act ganarán los comicios, Ardern aseguró que ese no es el motivo de su renuncia.

“No me voy porque crea que no podemos ganar la próxima elección, sino porque creo que podemos (ganar) y lo haremos”, afirmó en la reunión en Napier, en la costa este del país.

El estrés que sufre la dirigente quedó en evidencia cuando Ardern tuvo una rara pérdida de compostura el mes pasado al ser captada en un micrófono cuando se refirió a un político opositor como un “estúpido arrogante”.

Quién gobernará Nueva Zelanda hasta octubre

Ardern indicó que la bancada laborista elegirá un nuevo líder en tres días después de que deje el puesto. El viceprimer ministro, Grant Robertson, dijo que no postulará al cargo.

El primer ministro australiano, Anthony Albanese, elogió a Ardern como una líder que “mostró al mundo cómo dirigir con intelecto y fuerza”.

Sostuvo que ella demostró que la empatía y la perspicacia “son poderosas cualidades de liderazgo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Más artículos similares